Rehabilitación

Desde Qube Constructora te damos los tips básicos a tener en cuenta antes de realizar una reforma o rehabilitar una casa antigua. Cómo elegir materiales, qué mirar en los presupuestos y resto de consejos para emprender la rehabilitación de tu hogar de forma organizada y sin imprevistos.

La rehabilitación o reforma de una casa antigua no es una tarea sencilla, hay que saber qué puntos tener en cuenta a la hora de contratar a un arquitecto o a una empresa de reformas, así evitarás sorpresas y malentendidos. Entonces, ¿qué supone realmente la rehabilitación o reforma de una casa antigua? Es fantástico contar con un espacio que poder transformar a nuestro gusto manteniendo su esencia, y es que este tipo de inmuebles dotan de un carácter propio al proyecto, pero habrá que estar preparados para cualquier imprevisto que sólo podremos descubrir al empezar la obra. Para evitar males mayores, os damos algunos consejos antes de empezar con la reforma de una casa antigua.

RehabilitaciónPlanificación

Antes de empezar con la obra, debes tener bien definido lo que quieres hacer, de esta manera no surgirán imprevistos y mantendrás el presupuesto a raya. Recopila ideas de revistas o fotografías de internet donde aparezcan las cosas que quieres hacer en tu casa. Será más fácil explicar tu idea con imágenes y sabrás qué estilo o tipo de acabados prefieres. Una vez planteada la idea general, y teniendo en cuenta los siguientes puntos (estado de la estructura, aislamiento…) será necesario elaborar un proyecto que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades.

Dependiendo de la envergadura de la reforma, necesitaremos la ayuda de un profesional. Para ello es conveniente solicitar un presupuesto detallado a varios profesionales y comparar precios. No solicites nunca un único presupuesto, con tres presupuestos será suficiente para comprobar las carencias de uno respecto a otro y valorarlo. No te quedes con el más barato, quédate con el que más confianza te de. Revisa que en todos los presupuestos coincidan las calidades y firma un contrato de obra, que te protegerá de futuros problemas. En el contrato se establecerán plazos de ejecución y precios siempre cerrados.

La estructura

Cuando hablamos de la rehabilitación de una casa antigua, pensamos en el encanto de las vigas de madera. Para ver las posibilidades que nos ofrece la vivienda, deberemos consultar con un técnico, que valorará el estado de la misma y que intentará conservar todo su encanto en la medida de lo posible, a la vez que refuerza el forjado, los muros… Incluso nos guiará a la hora de tirar paredes para iniciar espacios. En muchas ocasiones se trata de muros de carga, con lo que habrá que colocar nuevas vigas que soporten todo el peso de la estructura o, en el peor de los casos, habrá que respetar esas divisiones iniciales.

Aislamiento

Es el momento de invertir en nuevos sistemas de aislamiento tanto térmico como acústico. Una buena inversión en aislamiento, supondrá un ahorro a la larga en sistemas de climatización, y el momento de hacerlo es ahora. Cambiar puertas y ventanas es uno de los apartados más caros en la reforma de una vivienda y, si realmente se encuentran en mal estado tendremos que sustituirlas. Es aconsejable cambiar las ventanas por unas que ajusten bien y, a ser posible, tengan rotura de puente térmico, de esta manera ahorraremos en calefacción en invierno. En cuanto a las puertas, quizá sea suficiente realizar una restauración, además las puertas antiguas dotan a las estancias de gran personalidad. Bastará con lacarlas o barnizarlas para darles un aire completamente renovado, manteniendo su esencia.

Instalaciones

La mayoría de las casas antiguas tienen un sistema de tuberías obsoleto, con materiales que hoy en día ya no se trabajan y que aunque en apariencia estén bien, a la larga nos darán problemas. Si estas son de cobre o hierro, es conveniente revisar tanto el caudal de agua como su estado. Lo mejor es adecuar tanto el sistema de tuberías con el de electricidad incluyendo sistemas de ahorro energético, algo que a la larga agradeceremos, ya que supondrá un ahorro y contribuiremos a respetar el medio ambiente.

Rehabilitación o reforma de casa
Humedad

El gran enemigo de las casas deshabitadas es la humedad. Lo primero será detectar el foco de esas humedades, si proviene del sistema de tuberías, quedará solucionado al cambiarlas por unas nuevas, o si se debe a filtraciones del exterior, habrá que tratarlas antes de continuar con la reforma, para después terminar con pinturas anti humedad u otros tratamientos efectivos.

Iluminación

Conseguir una iluminación correcta en cada estancia de la casa, contribuirán a darle un aire nuevo y más confortable. La correcta distribución de los puntos de luz, ayudará también a reducir el gasto en electricidad. Jugar con los espejos será clave para darle más profundidad a una estancia o para dotar de mayor luminosidad una zona que resulta más oscura.

Imágenes: Pinterest

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail