Baldosas hidráulicas, un clásico que vuelve a estar de moda
In: Información interesante

Las baldosas hidráulicas nacieron a mitad del siglo XIX en el sur de Francia, y fue utilizado en la construcción hasta mediados de los años 60 en pleno siglo XX.

Su presentación pública

Aunque ya llevaba unos años usándose en la construcción, fue en la Exposición Universal de París de 1867 cuando triunfó como material alternativo a los materiales tradicionales, aparecen como baldosas artesanales realizadas mediante un sistema de prensas a diferencia de las tradicionales realizadas mediante el sistema de cocción.

Su auge en el modernismo

La aparición de los mosaicos hidráulicos junto a la corriente artística del modernismo hicieron que los diseños fueran más complejos y que los grandes artistas de la época participaran en su consagración. El mosaico hidráulico abarcaba toda la habitación y se componía de una cenefa que marcaba todo el perímetro y contenía el dibujo realizado con las baldosas artesanales. El dibujo central se componía de 2 a 6 baldosas por lo que complicaba su realización.

Proceso de fabricación

Los mosaicos hidráulicos se fabrican pieza a pieza y su carácter artesanal hace que el resultado de que cada pieza sea única. El proceso comienza con la elección de los colores y su vertido en un molde que contiene en su interior unos separadores de metal que se rellenan cada uno de un color. Esta primera capa sería la visible posteriormente.

Posteriormente se añade una capa de cemento y arena para absorber el exceso de agua de la primera capa, y se rellena hasta los 25 cms con cemento gris para terminar la baldosa. Finalmente con una prensa hidráulica se comprime y se obtiene la baldosa. Se extrae del molde a las 24 horas y se deja en una cámara húmeda durante 28 días para terminar el proceso. Este método de fabricar las baldosas artesanales no ha variado a lo largo de los años.

Ventajas de las baldosas hidráulicas

La gran resistencia de las baldosas debido a su grosor y su largo proceso de fabricación le permiten soportar grandes cargas sobre ellas y tienen una larga vida, ya que no se deforman ni estropean con facilidad.

Sus bellos mosaicos tanto en el suelo como en las paredes le confieren hoy en día como un valioso recurso en la decoración con un resultado impactante.

Diseños actuales

Con la tecnología actual, los dibujos de las baldosas hidráulicas son fácilmente realizables, por lo que podemos obtener cualquier combinación de colores posibles así como en sus geometrías. Se suelen hacer mosaicos de suelo o pared que son únicos debido a la diversidad para combinar los dibujos por su geometría.

Imitaciones de la baldosa

Debido a su vistosidad, las baldosas de cerámica han tratado de imitarlas consiguiendo vistosos mosaicos pero mucho menos resistentes y elaborados. La forma de diferenciarlos es el dibujo de los mismos, en las baldosas hidráulicas se logra el dibujo mediante la combinación de varias piezas mientras que en la cerámica una única baldosa contiene todo el dibujo.

Utilización en las calzadas

Se han utilizado este tipo de baldosas en calles o carreteras, soportan gran peso de los coches y no se deforman, además ofrecen menos resistencia al rodaje de los automóviles por lo que consumen menos combustible. Su inconveniente es que deslizan más que el asfalto con la lluvia.

Más de moda que nunca

Como hemos comentado, este tipo de suelo que ha permanecido con el mismo proceso de fabricación que hace 150 años, ha vuelto con fuerza, su resistencia y durabilidad junto a sus hermosas combinaciones se han convertido en elemento decorativo en comercios y viviendas, tanto para interior como para exterior de las mismas.

Baldosas hidráulicas
Baldosas hidráulicas
Baldosas hidráulicas
Baldosas hidráulicas
Baldosas hidráulicas
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail